Miembros de AMOCA, Asamblea Mundial de Obispos Catolicos Antiguos

Trabajando juntos para preservar la taradicion.

Iglesia Catolica Antigua

 Antigua, occidental y ortodoxa.  


'El hecho de que hay una forma válida de catolicismo que es independiente de Roma y que valora un control local parece escandaloso para algunos y causa placer o incluso descanso para otros. La Iglesia Católica Antigua tiene sucursales en todo el mundo. Constituyen uno de los más interesantes y diversos movimientos en la historia cristiana, un movimiento digno de una mayor visibilidad y atención académica'.

 ('El movimiento católico antiguo, sus orígenes e historia' Apocryphile Press, Berkeley, CA.) 


Como declaración de nuestra misión tomamos una cita de la Epístola de San Pablo a los Efesios 1:17-19 


'sigo pidiendo que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el padre glorioso, puede darle el espíritu de sabiduría y de revelación para que lo conozcas mejor. Ruego también que los ojos de tu corazón pueden ser iluminados para que sepan la esperanza a que él te ha llamado, las riquezas de su gloriosa herencia en los Santos y su incomparablemente gran poder para nosotros los que creemos'. 


Lo que se ha conocido, desde hace siglos, como "Iglesia Católica Antigua" ha existido desde el año 730 AD. Y ha sido una iglesia autónoma y autocefala por Decreto Papal desde 1145, ratificada más tarde por el Concilio de Letrán de 1215; por lo tanto, es parte de la Una Iglesia, Santa, Católica y Apostólica. Es totalmente católica pero no romana, completamente ortodoxa pero no oriental.



 "La Iglesia perfecta para gente imperfecta." 

  

Dentro de la religión católica, existen varias denominaciones como la Católica Antigua, la Católica Romana o Rito Latino, la Católica Ortodoxa y otras.

Nuestra denominación en particular fue fundada por Su Gracia Reverendísima, Monseñor ARNOLD HARRIS MATHEW, DD. Arzobispo Metropolitano del Reino Unido e Irlanda, en el año 1910, al separarse de la Unión de Utrecht. La Iglesia Antigua se estableció en los Estados Unidos de América en el año 1916, cuando el Arzobispo Príncipe De Landas Berghes et de Rache, consagro a Henry Carmel Carfora, quien fuera después elegido como el primer arzobispo para América. Por varias décadas nuestra iglesia se mantuvo y se expandió a otros países, bajo el liderazgo de los arzobispos, Resch, Brown, y Bostwick.


Debido a que las razones por las que el Arzobispo Harris se separó de la Unión de Utrecht, (véase la declaración de independencia y autonomía) continúan siendo ciertas en la actualidad, y la catolicidad que el fomento en la Declaración de Fe, se pierde paulatinamente, el 13 de enero del año 2012, con la intención de preservar y perpetuar la Iglesia Católica Antigua de Monseñor Mathew, se re-establece nuestra rama en su sucesión apostólica en los Estados Unidos, el Reino Unido y África.


La Iglesia Católica Antigua o The Old Catholic Church (TOCC), es totalmente Autónoma, Independiente y Autocéfala, subordinada a ninguna otra Jurisdicción o Prelatura fuera de TOCC.

Como miembro de la Iglesia universal fundada por Jesucristo, TOCC tiene jurisdicción dondequiera que individuos o comunidades de fe son establecidas y afiliadas con TOCC globalmente. La Jurisdicción de TOCC puede ser coincidente con las jurisdicciones de otras denominaciones, iglesias o comunidades de fe. Cuando exista tal coincidencia de jurisdicción, TOCC reclama derecho de jurisdicción únicamente sobre las personas o comunidades asociadas con nuestra fe y denominación.


TOCC es una organización exenta de impuestos bajo la ley federal del Internal Revenue Code 501 (c) (3) en Los Estados Unidos y clasificada como una organización de caridad pública o una fundación privada, así mismo cuenta con las debidas personerías jurídicas correspondientes al cumplimiento de las leyes en los respectivos países en donde se encuentra establecida. Nuestra denominación existe con los propósitos de dar a conocer el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo a todas las personas, viviendo nuestra profesión de Fe, preservando la visión e intención de nuestro fundador, confiriendo los sacramentos de la iglesia de acuerdo a la fe católica para la santificación del pueblo de Dios a nuestro cuidado. 


Cada día, más personas abandonan la fe católica debido a que se sienten marginados, discriminados, juzgados e insignificantes, ante una iglesia que los margina y excluye por sus errores e imperfección.

Nosotros ofrecemos una alternativa católica válida, en donde nuestro lema es, “la iglesia perfecta, para gente imperfecta”, siguiendo las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo e imitando la Iglesia Primitiva de los tiempos apostólicos en donde los mismos discípulos de Jesús eran casados y celebraban la Eucaristía alrededor de una mesa en las casas. Nuestra iglesia es un encaje perfecto para el católico que desea recuperar o mantener su fe, sin tener que abandonar la religión católica en donde nació, o tener que recurrir a otras religiones en donde tienen que cambiar su esencia espiritual. 


En nuestra Iglesia, nos adherimos más a la Palabra de Dios y el Evangelio de Cristo que nos llama al amor, al perdón, la misericordia y la reconciliación, no a las leyes institucionales que juzgan a la gente por su condición humana e imperfecta, y que con frecuencia termina sentenciando y marginando la persona sin darle una oportunidad de reconciliación, aprendizaje, renacimiento, crecimiento y reencuentro con el Jesús Humano que vino a servir y a salvar. Creemos que es solo en ese proceso que se puede ser testigo de Dios. Nuestra Iglesia es ideal para aquellos que han estado lejos de la belleza del catolicismo o se han sentido impedidos de participar plenamente en la vida y los sacramentos de la iglesia. 


TOCC, se rige por el Colegio de Obispos, que es presidido por el Arzobispo Primado. Al tener sucesión apostólica válida (Canonicidad), al practicar nuestra fe, liturgia y tradición (legitimidad) y al estar debidamente registrados de acuerdo con las respectivas leyes con nuestro nombre e identidad como Iglesia Católica Antigua, en todos los países y lugares en donde nos encontramos (legalidad), estamos en la capacidad de ofrecer los siete sacramentos válidos a las personas que deseen recibirlos. 


Sin importar en dónde te encuentres en tu vida, o en donde estás en tu camino espiritual, te ofrecemos el apoyo de nuestras comunidades y ministros para tu crecimiento espiritual y personal, te invitamos a explorar nuestras páginas y conocer más sobre nosotros.

Miembros de

Quienes somos

 

 La Iglesia Católica Antigua es una jurisdicción global pastoreada por:


Su Gracia Reverendísima Monseñor 
        ++ Andrew Angarita, 

Arzobispo Metropolitano y Primado


Su Excelencia Reverendísima Monseñor 
        + Jesús Eduardo Lázaro Angarita
           Obispo, Provincia de Norte América y Diócesis de Santa Fe en Colombia


Su Excelencia Reverendísima Monseñor 
       ++ Samy Lobombo Bokenga
          Arzobispo Provincia Mbandake Ecuador, 
          República Democrática del Congo, África


Su Gracia Reverendísima, Monseñor

++ John Lycett, CJ, DD, Phd, DMin, Abad, Sagrada Orden Benedictina (Companeros de Jesus) Reino Unido.


Su Gracia Reverendísima, Monseñor 

++Geoffrey Robinson, CJ, Phd, DMin, DD. Arzobispo y Canciller, Reino Unido


Su Excelencia Reverendisima, Monsenor +Juan Carlos Mogollon F.

Obispo, Iglesia antigua

Diocesis de San Andres Apostol

Merida, Venezuela

Haiti

Mexico

Peru


Nuestra Iglesia cuenta con Diócesis y Regiones Episcopales en los Estados Unidos de América y las Repúblicas de Colombia, Nicaragua, Congo, Cameroon, Indonesia, Argentina, Haiti, Mexico, Venezuela, Chile, Peru,  República Democrática de Congo y el Reino Unido.  


La Iglesia Católica Antigua, se ha desarrollado de tal manera que ahora tiene un modelo de administración local y regional con Diócesis autónomas siguiendo el concepto establecido por San Ignacio de Antioquía, en el cual cada lglesia particular está en comunión con las demás comunidades diocesanas trabajando juntos en la misma proclamación del mensaje del Evangelio.


Como Católicos Antiguos tenemos la misma fe de la Iglesia católica (Universal) como lo enseña el depósito de la fe desde los tiempos apostólicos hasta la actualidad. Nuestra sucesión apostólica  proviene directamente de los apóstoles a través de la Iglesia Católica Romana, permitiéndonos participar en la plena validez del Ministerio Sacramental de la Iglesia.


Nuestra regla de fe es el cumplimiento fiel de la Sagrada Escritura y la tradición apostólica. Todos los miembros de nuestra Iglesia deben adherirse a la teología, doctrina y litúrgia de la Iglesia católica.

El asunto de la infalibilidad papal definida por Concilio Vaticano I, no es un problema para los católicos antiguos, ya que somos independientes de la jurisdicción Papal. En común acuerdo las comunidades veterocatólicas, otorgamos al Santo Padre, obispo de Roma, el respeto que se merece como directo sucesor del apóstol San Pedro, príncipe de los apóstoles y por su ministerio apostólico como patriarca de Occidente.

Nos diferenciamos de la mayoría de las Iglesias en que nuestros sacerdotes no son remunerados con salario y todos deben laborar en sus ministerios de donde devengan su sustento a través de sus estipendios. Emulan así, a los apóstoles y a los primeros creyentes para recibir el pago por sus buenas obras que efectuan en favor del pueblo de Dios. Los presbíteros y diáconos se desempeñan ministerialmente dentro de sus áreas geográficas diocesanas, pero en caso de necesidad y con autorización del obispo respectivo algunos de ellos podrán ejercer sus servicios pastorales a cualquier persona sin importar el lugar en que se encuentre y sin prejuicio alguno.


Debido a que nuestras comunidades son pequeñas en número de fieles, podemos ejercer el apostolado implementando con eficacia el modelo eclesial de San Ignacio de Antioquia como se mencionó anteriormente. Dicho concepto de comunidad creyente en el contexto y vida de la Iglesia considera que los miembros del clero, los fieles en unión a su propio obispo diocesano forman un equipo, una comunidad, una familia de fe unidos en el amor y el respeto mutuo, trabajando juntos para vivir el Evangelio en su vida cotidiana siendo capaces de testimoniar en el mundo el amor de Cristo y la hermandad con los demás.


Nos adherimos a la enseñanza de los tiempos apostólicos, y de la Iglesia primitiva en la que la Iglesia es infalible cuando actúa en Concilio General.


Mediante el desarrollo de nuevos métodos e ideas con énfasis en la familia, nuestras comunidades expresan el verdadero catolicismo por medio del acompañamiento amoroso y respetuoso de la persona humana en todas las etapas de la vida.

Vocaciones, Seminario, en que Creemos y Liturgia

"No me habéis elegido vosotros a mí, sino que Yo os he elegido a vosotros” ( Jn 15,15).

 

La vocación al sacerdocio es:


Un misterio de amor entre un Dios que llama por amor y un hombre que le responde libremente y por amor.

Un llamado a ser puente entre Dios y los hombres. [Cristo, centro, criterio y modelo del creyente.]

Un llamado a seguir en el mundo, para salvarlo, pero sin ser del mundo.

La decisión de un joven que quiere dedicar su vida a ayudar a sus hermanos a salvar sus almas y hacer este mundo más como Dios lo pensó.


La vocación al sacerdocio NO es:


- Un sentimiento: se suele decir que "siento la vocación". En realidad la vocación no se siente. Es, más bien, una certeza interior que nace de la gracia de Dios que toca el alma del individuo y pide de él una respuesta libre. Si Dios te llama, la certeza irá creciendo en la medida de que tu respuesta vaya siendo más generosa

- Un destino irrevocable (ineludible): Muchos creen que el que tiene la vocación "la alcanza porque la alcanza" a toda costa. Pero No! La vocación es un misterio de amor y el amor es siempre libre. Si yo no respondo con generosidad, el llamado de Dios queda frustrado.

- Un refugio para el que tiene miedo a la vida.

- Una carrera como cualquier otra: ya que se trata de una historia de amor.

- Una seguridad absoluta: ya que en la vocación sacerdotal tienes que aceptar el riesgo del amor, pero recuerda que es un riesgo en manos de Dios.

El Orden Sacerdotal es una vocación de servicio al Señor.

Es una manera de vivir la relación de amor con Dios que alimenta nuestro espíritu y nos permite servir a la humanidad cambiando juntos el mundo.

Dios no solo nos llama a servir, sino que también nos indica el camino a seguir.
Una vocación de servicio a Dios no es una carrera profesional, o una decisión que se hace basado en talentos o atributos naturales que podamos tener, es más bien, una forma de vida de entrega desinteresada y generosa de compromiso firme sabiendo que se es elegido para continuar la obra del Señor, y para entender que la vida que se tiene ya no le pertenece, porque es de Dios; una vida que se puede vivir en este mundo pero sin pertenecer a él.
Después de un período de discernimiento y oración, puede comunicarse con nosotros por medio de nuestros correos electrónicos y así podremos concertar una entrevista en persona o vía telefónica y así iniciar el proceso de solicitud. Luego,
• Complete la solicitud, adjunte todas las credenciales de educación y/o los certificados correspondientes al igual que una foto reciente.
• Debe tener por lo menos 21 años de edad aunque no hay ninguna edad máxima.
• Es preferible que el candidato tenga algún título universitario, sin embargo esto no es un requisito obligatorio.
• Todos los aplicantes deberán aceptar una verificación pertinente a los antecesentes penales y judiciales. 

 - Siguiendo la tradición católica el orden sagrado que se recibe primero es el diaconado y después de un prudente período de tiempo en el que continúa su formación entonces será ordenado sacerdote.
Aunque nuestros miembros del clero sean célibes o casados, no serán empleados de la iglesia y tampoco recibirán ninguna remuneración por sus servicios pastorales en forma ingreso pecuniario. Siguiendo los pasos de los apóstoles, cada individuo gana la vida en el empleo secular. Si el candidato puede mantenerse financieramente mediante el cumplimiento de los objetivos de la iglesia, entonces el candidato es siempre bienvenido.
- La decisión final para la ordenación del candidato la toma el obispo en consulta y por recomendación del Consejo de formadores del Seminario. 

El sacerdote es: Cristo, centro, criterio y modelo del creyente.

 

- Las ordenaciones al sacerdocio y al diaconado se llevarán a cabo en un ambiente de culto público, preferiblemente en la parroquia o en el lugar donde el candidato realiza su ministerio pastoral o durante el Sínodo anual.  

- De igual manera le damos la bienvenida a los candidatos que tiene vocación a la vida religiosa para ser hermanos o hermanas en alguna de nuestras comunidades religiosas bien sea masculinas o femeninas. Pueden estar interesados en orientar su vida religiosa en el ministerio parroquial, o en una vida de carácter contemplativa, en el ministerio de la salud, la educación, la consejería pastoral, el trabajo con la juventud, en hogares geriátricos con adultos mayores, o como capellanes de hospital, policía e incluso como sacerdotes en sus propios lugares de trabajo. Hay muchas posibilidades y variados tipos de Ministerio. Para esto debemos abrir el corazón y podremos ayudarle a encontrar la realización de su llamada durante el proceso de formación.  

Nuestro compromiso es brindarle a cada uno un ambiente adecuado de verdadero crecimiento y desarrollo en los cuatro pilares básicos de formación que son:  espiritual, comunitario, académico y pastoral. En nuestro seminario contarán un un equipo humano de formadores con vasta experiencia y dedicación. Todos juntos haremos que esta experiencia sea enriquecedora, agradable y gratificante.  

Si usted ya es ministro ordenado y busca incardinación, puede completar el proceso de solicitud y tomar nuestro curso de orientación que le dará los conocimientos profundos sobre nuestra tradición Católica Antigua. Si está bajo la autoridad espiritual de un obispo necesita una carta de liberación o ex-cardinación de dicho obispo para continuar con el proceso de incardinación en nuestra Iglesia.  

Le invitamos a orar y a disponerse a la acción del Espíritu Santo en su discernimiento vocacional.  

Por favor, consulte la página del seminario donde encontrará más información.  

Para información de contacto o proceso vocacional en la diócesis de Santa Fe, República de Colombia, visite  http://pvocacionaldsfaoca.wixsite.com/pastoralvocacional o a el correo de informacion.  

info@theoldcatholic.church

The Old Catholic Church University Seminario

SEMINARIO 


The Old Catholic Church Seminario o el Seminario de nuestra Iglesia Antigua, ofrece un programa de estudios no residencial, diseñado para formar y capacitar a individuos para el ministerio como diáconos y sacerdotes. La duración del proceso de formación depende del nivel de educación del candidato, experiencia y tiempo disponible. Nuestros programas de estudios están diseñados para preparar nuestros seminaristas en donde ellos se encuentren, sin tener que dejar la familia,  la Iglesia, el apostolado, el trabajo o su medio ambiente.   


MISIÓN 

Nuestra misión es formar hombres dignos e idóneos, para el servicio sacerdotal en nuestra Iglesia, produciendo líderes católicos que vivan su vocación como un llamado divino que durará para toda la vida. Con una entrega fundada en la relación íntima y cercana con Dios, como Padre, en su hijo Jesucristo y por medio del Espíritu Santo. Una relación alimentada por las Sagradas Escrituras y la tradición de la Iglesia; celebrando los sacramentos, especialmente la Eucaristía y sostenido por una profunda devoción a nuestra Madre, la Santísima Virgen María.  


ACREDITACIÓN 

Nuestro Seminario es una institución religiosa, bajo la dirección del Consejo de la Iglesia y la mesa directiva del seminario. El seminario opera bajo la autoridad del Departamento de Educación del Estado de la Florida y la Comisión de Educación y Registro para la Educación Independiente. Somos un seminario privado y de carácter religioso.  

Nuestro seminario se esfuerza por crear un ambiente espiritual que fomente un estilo de vida religiosa entre los seminaristas y proporciona una atmósfera de excelente formación al sacerdocio ministerial en todos sus aspectos: humano, espiritual, intelectual y pastoral, nuestros programas se centran en la teología católica tradicional.

Creemos

NUESTRA FE


-Creemos en la infalibilidad y la inspiración divina de las Sagradas Escrituras.
-Creemos en los tres credos históricos: El credo de los Apóstoles, el credo Nicenoconstantinopolitano y el credo de San Atanasio.
-Creemos en la Santísima Trinidad que es Padre, Hijo y Espíritu Santo.
-Creemos que Jesús es el Cristo, el Ungido, el Mesías y nuestro Salvador.
-Creemos en los siete sacramentos de la iglesia: Bautismo, Confirmación, Eucaristía, Unción de los enfermos, Confesión / Reconciliación, Matrimonio y Órdenes Sagradas.
-Creemos en la enseñanza bíblica de Jesús y así rechazamos la teología de la nueva era o “New Age.”
-Creemos en una Iglesia Santa, Católica y Apostólica.
-Creemos que todas las Sagradas Órdenes del Episcopado, Presbiterado y Diaconado están abiertas para hombres de buena fama, idóneos y que pueden ser casados o solteros. El celibato es una decisión personal.
-Apreciamos la sabiduría y la guía de las doctrinas promulgadas en los siete primeros concilios ecuménicos de la iglesia.
-Apreciamos la sabiduría y la guía de los primeros padres de la iglesia.
-Creemos en la santidad del matrimonio, sin embargo creemos que Jesús es misericordioso y que aquellos que se han divorciado y se han vuelto a casar pueden gozar de los sacramentos de la iglesia.
-Creemos y poseemos válida Sucesión Apostólica.
-Creemos que el pan y el vino se convierten en la presencia real de Jesús en la Eucaristía.
-Creemos, invocamos y veneramos a la Santísima Virgen María.
-Creemos en la comunión de los Santos y de aquellos que han recibido la corona de gloria en el cielo, así como en los Ángeles de Dios.

 


Liturgia

  

La materia y la forma de los sacramentos serán idénticas en forma y propósito a la utilizada por la Iglesia Católica Romana. Solo se utilizará el Misal Antiguo o Misal de Mathew, el cual ha sido actualizado, traducido al español y promulgado por la Curia Primada. Al igual se autoriza el uso del Misal y Pontifical Romano.

La celebración ritual de los sacramentos se realiza siguiendo las rubricas litúrgicas tradiciones de nuestra Iglesia como se especifica en el párrafo anterior, sin embargo, pueden reflejar las costumbres locales aprobadas por el Obispo Regionario. 

Contactanos

Esperamos tu correo

Busca en nuestro directorio para ubicar la Mision mas cercana

Dejanos saber si necesitas nuestras oraciones.


Te ofrecemos los Sacramentos de Bautizo, Reconciliacion, Primera Comunion, Confirmacion, Matrimonio, Uncion de los enfermos, y si sientes el llamado a servirle a Cristo, la Ordenacion sacerdotal.

Iglesia Catolica Antigua Curia Primada, Texas EEUU

12521 Nacogdoches Road, Suite 205, San Antonio, Texas 78217, United States

Misa en espanol Domingo 12:00 pm.
(210) 236 7696

Horario